Actualidad

[editar plantilla]

La crisis se ceba con la comunidad gitana [editar]

24 de Mayo de 2012
FSG

COMPARTIR
La crisis se ceba con la comunidad gitanaLa Fundación Secretariado Gitano (FSG) atiende cada vez a un mayor número de personas, pese a la reducción de fondos

La exclusión generalizada de la población gitana persiste en la Unión Europea (UE) según el Informe[1] divulgado el miércoles 23 por la Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA). Un estudio que destaca la discriminación que siguen sufriendo las personas gitanas en Europa y que apunta que, por término medio, viven una situación peor que el resto de la población: sólo el 15% ha finalizado la enseñanza secundaria obligatoria, menos del 30% cuenta con un empleo remunerado y el 90% vive por debajo del umbral de pobreza.

En España, hasta ahora modelo de políticas de inclusión con la comunidad gitana, las cosas no son muy distintas. La crisis está teniendo un impacto profundo en la situación de las personas gitanas, como parte de los grupos más desfavorecidos y excluidos, y amenaza con dar al traste con 30 años de avances.

Mientras la tasa de desempleo en España ha superado el 24%, entre la población gitana ronda el 40%, más de 15 puntos por encima del de la población general española, según los datos del último estudio realizado por la Fundación Secretariado Gitano –que se presentará en junio..

También, y cada vez más, la crisis está afectando al funcionamiento y la viabilidad de las ONG como la nuestra. La reducción de fondos aumenta, al tiempo que sube el número de personas cada vez con más necesidades y con situaciones más difíciles y duras, que llaman a las puertas de la FSG y de otras organizaciones.

En 2011 la FSG atendió a 112.881 personas, un 12% más que el año anterior. Los usuarios de nuestro programa de apoyo al empleo y la formación, Acceder, aumentaron un 20% respecto al año anterior. Atendimos a 14.663 personas de las cuales 2.957 consiguieron un empleo; se lograron 4.042 contratos de trabajo, una demostración de que si se ponen medios y recursos, se consiguen resultados incluso en tiempos de crisis.

Las previsiones a corto plazo no son especialmente positivas: la economía está en contracción, el desempleo parece que va a seguir incrementándose y las políticas sociales han sufrido un claro retroceso. En este contexto de severidad, desde la FSG queremos insistir en algo que venimos diciendo desde que empezó la crisis: las personas más débiles deben estar en el centro de las preocupaciones éticas y políticas. La crisis no puede ser la coartada para actuaciones indiscriminadas de recortes que afecten más a los más débiles y a las organizaciones sin ánimo de lucro.

Hay ahora, una mayor sensibilidad hacia los servicios orientados a paliar las necesidades más básicas (comer, vestirse y tener alojamiento…) pero no debemos olvidar que están quedando en un segundo plano el resto de servicios, de actividades de soporte y acompañamiento que realizamos. En este contexto las acciones de promoción e inclusión social, que son uno de los pilares de nuestra actividad, están siendo barridas por esta sensación de emergencia del momento y se tiende a tratarlas como no prioritarias.

Por todo ello, desde la FSG creemos que no son momentos para hacer recortes en gasto social y medidas de ajuste que dificulten aún más las condiciones de vida de los sectores más desfavorecidos. Es tiempo de demandar unas políticas claras y precisas que garanticen unas condiciones de vida dignas para toda la ciudadanía, en especial la de los grupos más vulnerables, entre las que se encuentran muchas personas gitanas. Ahora, más que nunca, hemos de apostar por acciones de acceso al empleo y de reducción del abandono escolar. Ahí está la clave.

La Comisión Europea también apuesta por la inclusión social de los gitanos
En un informe[2] adoptado este miércoles, la Comisión Europea ha instado a los Estados a aplicar sus Estrategias Nacionales para mejorar la inclusión económica y social de los 12 millones de gitanos que viven en la UE pero también ha puesto de manifiesto que hacen falta resultados tangibles, para lo que es imprescindible que los Estados miembros prosigan con sus esfuerzos con medidas más concretas, objetivos explícitos, financiación y una buena supervisión y evaluación.

La Comisión pone a España como modelo en los mecanismos de acceso al empleo de la comunidad gitana y en los programas de mediación para reducir el abandono escolar prematuro. Acciones clave de inclusión social que, en estos momentos de crisis, no pueden dejar de ser prioritarios.



[1] http://fra.europa.eu/fraWebsite/attachments/FRA-2012-Roma-at-a-glance_EN.pdf

[2] http://ec.europa.eu/justice/discrimination/files/com2012_226_en.pdf

Galería de Fotos

VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL DE ACTUALIDAD