Actualidad

[editar plantilla]

La Eurocámara pide reforzar las Estrategias Nacionales de Inclusión de la Población Gitana e intensificar la lucha contra el antigitanismo [editar]

15 de Febrero de 2019
FSG Internacional

COMPARTIR
La Eurocámara pide reforzar las Estrategias Nacionales de Inclusión de la Población Gitana e intensificar la lucha contra el antigitanismoLa FSG valora positivamente la Resolución, que proporciona orientaciones a la Comisión Europea y los Estados miembros para reforzar las futuras Estrategias Nacionales e intensificar la lucha contra el antigitanismo junto con los objetivos de inclusión social.

El pleno de la Eurocámara aprobó el pasado 12 de febrero una Resolución sobre la necesidad de reforzar el Marco Europeo de Estrategias Nacionales de Inclusión de la Población Gitana para el período posterior a 2020 y de intensificar la lucha contra el antigitanismo. Se trata de un documento importante que pretende proporcionar orientaciones tanto a la Comisión Europea en el desarrollo del futuro Marco Europeo como a los Estados miembros en el posterior desarrollo de sus respectivas Estrategias Nacionales.

Esta Resolución parte de la base de la discriminación específica que sufren los gitanos y gitanas de la Unión Europea (antigitanismo), que todavía a día de hoy se ven privados de sus derechos humanos básicos, y de que, en línea con la evaluación intermedia del Marco Europeo publicada recientemente por la Comisión Europea, no se ha conseguido alcanzar el objetivo de acabar con la exclusión de la población gitana, si bien el marco europeo ha resultado fundamental para el desarrollo de instrumentos y estructuras europeas y nacionales destinadas a promover su inclusión.

Si bien se reconoce que ha habido avances en los últimos años, se insiste en que estos progresos son limitados, y que aspectos tales como la segregación escolar, la limitada cobertura médica, el acceso al empleo (incluso con un aumento de la proporción de jóvenes gitanos que ni estudian, ni trabajan, ni reciben formación) y la vivienda o la reducción de la pobreza siguen siendo motivo de preocupación. En este contexto, la Eurocámara traslada a la Comisión como a los Estados miembros una serie de propuestas a tener en cuenta.

La FSG está de acuerdo con la necesidad de reconocer de forma expresa y prestar una mayor atención a la lucha contra la discriminación y en concreto el antigitanismo en el futuro Marco Europeo. Por otro lado, querríamos resaltar, en línea con la evaluación intermedia de la Comisión Europea, que la acción en estos ámbitos debería ser complementaria, y no sustituir, a la acción en los ámbitos prioritarios establecidos en el actual marco (empleo, educación, vivienda y salud), que contribuyen a conseguir que las personas gitanas tengan las mismas oportunidades que el resto de la población.

Asimismo creemos que esencial prestar una mayor atención a garantizar y salvaguardar que las políticas públicas generales sean inclusivas con la población gitana. Tal como se indica en la evaluación intermedia de la Comisión, adoptar una doble estrategia que combine la consideración de las personas gitanas en las políticas generales en ámbitos tales como la educación, el empleo, la sanidad o la vivienda, junto con medidas explícitas para superar las desventajas específicas y garantizar una igualdad de acceso efectiva en los diferentes ámbitos, es esencial para avanzar hacia la igualdad, la inclusión social y la no discriminación de la población gitana en la UE.

Además, debe reforzarse la coherencia entre el Marco de la UE y otras políticas, tanto a nivel de la UE como internacional, así como intensificarse la vinculación entre las prioridades políticas y la financiación de la UE, incluidos los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE).

La FSG también valora positivamente las siguientes propuestas incluidas en la Resolución:

  • El establecimiento de objetivos, calendarios e indicadores claros y vinculantes, así como la asignación de importantes fondos públicos a tal fin.
  • La implicación de modo suficiente de los representantes de la población gitana, las organizaciones de la sociedad civil y los organismos de igualdad.
  • El uso de los Fondos EIE para mejorar las condiciones de vida y las oportunidades de los gitanos.
  • El refuerzo del mandato, la capacidad institucional, los recursos humanos y el posicionamiento de los Puntos de Contacto Nacionales.
  • La consideración de forma adecuada de la discriminación múltiple e interseccional, la perspectiva de género y un enfoque orientado a la infancia.
  • La atención a grupos específicos de la población gitana, como por ejemplo los gitanos de la Unión que ejercen su derecho a la libre circulación, los nacionales de terceros países y la población gitana en los países candidatos a la adhesión.
  • La promoción de un proceso de verdad, reconocimiento y reconciliación en el marco Estratégico/las Estrategias Nacionales así como medidas e iniciativas culturales y estructurales concretas, apoyadas con fondos públicos.

VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL DE ACTUALIDAD